Buscar
  • Eyetrade Academy

Claves Para Emprender

Actualizado: oct 1




El emprendimiento es un estilo de vida y una fase esencial para aquellos que buscan encontrar su libertad en el ámbito profesional y crear un legado personal en las nuevas generaciones. Desde mi experiencia como fundador y CEO de Eyetrade SAS, una de las academias más importantes de trading en Latinoamérica, y encargado del manejo de 3 proyectos en diferentes sectores como la agricultura, exportación, servicios financieros, entre otros; hoy te diré qué debes tener en cuenta para emprender.


El emprendimiento es un camino en el que para llegar a las diferentes metas deberás fracasar y perder, ya que hace parte del proceso, al igual que en el trading, sin embargo, tu capacidad de resiliencia y actitud frente al día a día de tu proyecto es fundamental.

Para darte una guía mucho más clara, te compartiré 4 claves para tener éxito en tu camino como emprendedor:


1. Propósito

Si quieres tener éxito como emprendedor, debes tener claro que el dinero llegará siempre como consecuencia de tus acciones, que deben ser motivadas por una fuerza mucho más profunda que el deseo de incrementar tus ingresos. El propósito es el corazón de tu éxito y la razón principal por la cual decidiste emprender.

Tu propósito debe generar valor en los tres ejes del mundo empresarial contemporáneo: Valor económico, social y ambiental. El camino de cualquier emprendimiento es complejo y está lleno de incertidumbre, tener claro tu propósito y por qué y para qué de lo que haces cada día, te servirá como brújula en los momentos más difíciles y será el catalizador de tu felicidad y plenitud al ver el paso a paso de lo que vas cumpliendo.

Por ejemplo, en el caso de Eyetrade, nuestro propósito es mejorar la calidad de vida de las personas por medio de la educación en mercados bursátiles y herramientas financieras como el trading.

2. La caja negra y el tiempo

Para manejar eficientemente un emprendimiento, debes tener la capacidad de transformar todas las acciones y procesos de tu empresa en una tabla de kpys o en algún contexto matemático, que te permita identificar y modificar los diferentes obstáculos que va presentando la compañía, para llegar al punto de formato más simple conocido como caja negra.

Este es un concepto financiero, que pretende que cada proyecto que manejes se vea como una máquina de hacer dinero al inyectarle dinero, de esta forma entenderás el retorno real de cada uno de tus emprendimientos y te permitirá tomar mejores decisiones frente a la distribución de tus recursos, principalmente el tiempo.

Este último es el recurso más importante que tienes al ser emprendedor. Un emprendedor por naturaleza debe guiarse siempre por su costo de oportunidad, es decir que la decisión que tomes en el preciso momento, debe ser la que al escogerla te brinde el mayor beneficio posible de todas las opciones, y que al sacrificar las demás no perjudiques el nivel máximo de beneficio que puedes obtener.

3. Escalabilidad y valor de tu empresa

Sin importar los propósitos o planes a mediano y largo plazo que tengas con tu emprendimiento, debes tener en cuenta en todo momento este factor, que debe estar enfocado en encontrar inversionistas e incluso compradores potenciales de tu empresa, así no la desees vender en ese momento. Un inversionista además de un interés directo por el nicho o la necesidad que tu negocio logra satisfacer, tendrá como factor primordial la facilidad de escalabilidad de tu negocio, el mundo de los negocios hoy en día está basado en la capacidad de manejar mayores volúmenes y así mismo mantener un crecimiento constante que le permita globalizarse o replicarse en diferentes zonas del mundo.

Para esto, crea un sistema de trabajo el cual pueda acomodarse a el manejo de un solo cliente como de mil, sin sufrir de pérdidas considerables en la eficiencia y calidad del producto o servicio que ofreces. Igualmente, debes estar atento de tu entorno competitivo para tener claridad del valor de tu emprendimiento y el valor que tiene el sector en el cual te desempeñas.

La manera más práctica de encontrar el avalúo de tu empresa se llama avalúo por múltiplos comparables, estos múltiplos son extraídos de las empresas que cotizan en bolsa del país en el que hagas la valorización, cada sector presenta un múltiplo comparable dependiendo de su economía, su participación en el PIB y su proyección de crecimiento en el largo plazo. Para poder determinar el valor tangible de tu emprendimiento deberás establecer a qué sector pertenece y encontrar el múltiplo adecuado para él, una vez lo hayas hecho, debes calcular el ingreso antes de impuestos, intereses, depreciaciones y amortizaciones (EBITDA) de un año completo de operación, ese valor multiplicado por el múltiplo de tu sector te dará un valor que no es del todo exacto, pero si te permite tener una base clara para entender en qué nivel económico se encuentra tu empresa.

4. Crea dinero sin dinero

Con el fin de ahorrarte tiempo, cada idea de emprendimiento que decidas poner en marcha debe estar dirigida a un mínimo producto viable, esto quiere decir en otras palabras “fracasa barato y fracasa rápido”. El emprendimiento es un estilo de vida que consiste en probar y errar una y otra vez hasta encontrar un producto, una idea o un proyecto el cual se acomode a un mercado objetivo y te traiga respuestas positivas.

En mi opinión como emprendedor, hasta que no entendí cómo hacer dinero sin tener que invertir un solo peso en el proceso, no logre ser exitoso. El verdadero éxito de un emprendimiento es poder generar valor de manera constante a sus clientes, y ese valor comienza desde el empresario que eres y tu visión para los negocios, si en tu cabeza no existe la manera de poder construir tu emprendimiento sin tener que usar el dinero de tu bolsillo seguramente en la mitad del camino te quedes sin dinero para seguir creciendo.

Es por lo anterior que como emprendedor debes buscar siempre ser un profesional que genere valor intangible automáticamente a su empresa, recuerda que las personas no adquieren tu producto por todo lo que les ofrece sino porque tú les generaste la confianza suficiente para considerar ese producto o servicio valioso y por ende deseable para ellos.

Para concluir este espacio que le agradezco a ExpoEducar por permitirme compartirlo contigo, quiero que revises con calma cada una de las claves compartidas anteriormente y entiendas que un emprendedor es la suma de hábitos adecuados que te permiten llevar control y claridad de tu proyecto, la disciplina, el amor y la determinación no son suficientes sin crear los hábitos en tu organización y en ti mismo, como decimos en Eyetrade: “El ser humano tiene la capacidad de generar nuevos hábitos, pero al final son estos los que crearán la persona en la que te convertirás”.

Cristhian León

Fundador y CEO de Eyetrade Academy


Organiza

la-mega.png
lafm.png
RCN_logo-web.png

Apoya

vexcol-logo.png